El 31 de enero de 1944 apareció por primera vez el tercer periódico de Pichilemu, que justamente usó como título el nombre de la comuna.

Carlos Rojas Pavez

Su fundador, el secretario municipal y después alcalde Carlos Rojas Pavez, realizó la correspondiente declaración de inicio de publicaciones el 25 de enero del mismo año, ante la Gobernación del departamento de Santa Cruz.

“Señor Gobernador:
En conformidad a lo dispuesto en el Decreto Ley N.º 425 cumplo en declarar a Us. lo siguiente:
Desde el próximo lunes 31 del presente se comenzará en Pichilemu la publicación del periódico que se denominará “Pichilemu”.
Aparecerá quincenalmente y estará dirigido por Carlos Rojas Pavez, domiciliado en Avenida Ortúzar s/n, Pichilemu. Se imprimirá por el momento en la imprenta “El Rancagüino” de Rancagua, de propiedad de D. Miguel González.
Ruego a US. tener por hecha la declaración ordenada por la Ley y disponer que la Secretaría nos envíe el acuse recibo correspondiente.
Saluda a Us. —[Firmado]. Carlos Rojas P., Director.”

José Arraño Acevedo

Sus páginas dieron cabida a diversas notas de interés local, textos literarios, pero también al rescate de la memoria pichilemina. De hecho, uno de sus números se aboca exclusivamente a la historia de la Corporación municipal, dando algunos detalles sobre las diversas gestiones locales. En la redacción colaboró José Santos Arraño Acevedo, y en la sección comercial, Miguel Larravide Blanco. También hubo espacio para las informaciones internacionales, incluyéndose algunas fotografías de la Segunda Guerra Mundial.

El periódico tenía un tamaño de 37 x 27 centímetros, y se imprimió en El Rancagüino y en la imprenta La Razón de Curicó. Ocho números fueron publicados durante 1944, el último de ellos el 3 de diciembre de 1944. En sus memorias inéditas, Carlos Rojas recuerda que el cese de funciones del Pichilemu fue motivado por “la negativa del Partido Conservador para pagar la propaganda que se le había hecho a sus candidatos en un número anterior, lo que desfinanció [sic] totalmente la empresa”. A esto se sumó la lejanía de las imprentas.

Casi cinco años después, en 1949, la empresa se reactiva con la publicación del noveno número, el 30 de septiembre, que incluyó roles de avalúo y algunas pequeñas noticias. Aunque la décima edición estaba lista para su impresión, la sociedad editora concluyó abruptamente.

Washington Saldías

En 1980 y 1985, el entonces corresponsal de La Tercera de la Hora, Washington Saldías González, intentó concitar apoyo de las autoridades para editar un periódico de carácter provincial, sin obtener respuesta positiva. Sin desmotivarse por ello, obtuvo la autorización de Carlos Rojas para volver a publicar el periódico Pichilemu. Su edición número 10 apareció en su aniversario 42, el 31 de enero de 1986. Anticipando el regreso del Pichilemu, el 15 de enero de 1986 apareció El Promaucae, que se transformaría en el suplemento deportivo del periódico.

Las páginas del Pichilemu cubrieron eventos tan diversos como el fin del tren hasta el pueblo, la visita del Papa Juan Pablo II, la creación del escudo pichilemino, y los resultados del plebiscito. Contó con colaboraciones de Antonio Saldías González (Don Antonio de Petrel), José Arraño Acevedo, entre otros. Tras editar 28 números, Saldías debió cesar sus publicaciones por razones económicas, con la edición 38 del 17 de mayo de 1990. Bajo la dirección de Carlos Carmona Plá, el Pichilemu apareció por última vez en octubre de 1996.

Pichilemu 1944
Comentarios
RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://museo.auroradecolchagua.cl/pichilemu-1944-1949">
Twitter