Chile ilustrado

De Enciclopedia Colchagüina

Chile ilustrado es un libro publicado en 1872 por el editor Recaredo Santos Tornero en Francia, donde vivía temporalmente. Tornero, originario de Valparaíso, fue director de El Mercurio de esa ciudad hasta su venta en 1875.[1]

El libro es el primer álbum ilustrado de Chile, compendiando en él resúmenes históricos, políticos, industriales, sociales y estadísticos del país tal como era en los años 1870, cuando era gobernado por el colchagüino Federico Errázuriz Zañartu. Chile ilustrado tiene un amplio apoyo gráfico con grabados en madera y litografías, que permiten conocer de forma visual el país en las últimas décadas del siglo XIX.[1]

Colchagua en el Chile ilustrado

La descripción que aparece en el libro sobre la provincia de Colchagua es breve, comprendiendo solo cinco páginas, y se enfoca principalmente en su capital, la ciudad de San Fernando.

En general, Chile ilustrado señala que la provincia tiene, según el último censo, una población de 144.979 personas, de las cuales 71.735 son hombres y 73.244 mujeres. El departamento de San Fernando tiene 69.778 habitantes, el resto pertenecen al departamento de Caupolicán. En el departamento sanfernandino, durante 1868 hubo 2.549 bautismos, 1.425 defunciones y 376 matrimonios. El 13.4% de la población declara saber leer y escribir; esto es, 9.332 habitantes. El mismo territorio cuenta con 25 escuelas, de las cuales 22 son públicas y tres particulares, asistiendo a ellas 1.374 alumnos en total.

Entre las producciones principales de la provincia se halla el maíz, trigo, frejoles, papas, lizana, garbanzos, lentejas, aceitunas, entre otras. "Especialmente en productos de la industria agrícola que es la que con más ventaja se esplota, por la benignidad del clima i la fertilidad del suelo. También se producen muy buenas i abundantes maderas, principalmente de álamo. Los olivares abundan en toda la estensión de la provincia".

San Fernando

El texto señala que la ciudad está situada "en un fértil i dilatado valle regado por el río Tinguiririca i el estero de Antivero, que se encuentran a sus inmediaciones". "Las acequias de la población son tantas cuantas son las cuadras que tiene la ciudad de sur a norte. Todas ellas nacen de la acequia grande, situada en el estremo este de la ciudad, i están cubiertas por buenos puentes de piedra, costeados por la municipalidad i los vecinos".

Hay en San Fernando 429 casas que pagan contribuciones de sereno y alumbrado, excluyéndose aquellas separadas del centro, las que serían alrededor de 500. Solo cinco casas tenían dos pisos.

La plaza de armas de San Fernando, tal como aparece en una litografía del Chile ilustrado (1872)

La Plaza de Armas de San Fernando es descrita así: "tiene una cuadra cuadrada i está adornada por un hermoso jardín, una pila, varios sofáes i árboles estranjeros. Se encuentra en ella algunos de los edificios públicos de la ciudad i la magnífica parroquia en construccion de que luego nos ocuparemos". El paseo de la plaza, expresa el autor, "se ve favorecido todas las tardes por numerosos paseantes, atraídos por la belleza i comodidad del lugar". La pila "es de fierro dorado i de seis metros de altura. Cuatro sirenas con otros tantos floreros en la mano sostienen la taza mayor sobre la que reposan cuatro águilas, que sostienen a su vez la pequeña taza superior, en cuyo centro se encuentra el conducto principal".

Sobre la plazuela Manuel Rodríguez (denominada plazuela de San Francisco), dice que es "de media cuadra cuadrada, adornada con una hermosa fuente de agua constante, sofáes i arbustos naturales i estranjeros, contiene el templo de San Francisco i el cuartel del Batallón Cívico".

"El empedrado i enlosado de sus calles es de mui buena clase i recien trabajado, con buenos materiales", añade Tornero. Se destaca al paseo de Junín (actual avenida Manso de Velasco), "que cuenta once cuadras de largo i termina la ciudad por el norte, es bastante espacioso. Consta de tres avenidas i cuatro hileras de árboles, con una acequia pro cada costado".

Hay una cañería para agua potable que surte las calles principales, el liceo, el cuartel del Batallón Cívico, de policía y ambas cárceles. Además, la ciudad "está alumbrada por lámparas de parafina, colocadas en faroles a la distancia de una cuadra cada uno. La misma municipalidad es la contratista, costándole la mantención de los faroles la suma de 1.200 pesos anuales".

Destaca como los principales edificios de la ciudad de San Fernando a:

  • La Cárcel, "magnífico edificio por su sólida construcción i belleza";
  • La intendencia y el juzgado de letras, situados todos en la Plaza de Armas y contiguos unos a otros. "Fueron construidos el año 1844 con fondos municipales i algunas erogaciones fiscales".
  • La Plaza de Abastos, "construida en 1864 i situada media cuadra de la de Armas, es en su mayor parte de cal i ladrillo, i hermosísima por la buena disposición de sus departamentos i estensión del edificio".
  • El Liceo, "situado en la plazuela de San Francisco, construido hace tiempo pero refaccionado en gran parte en 1863, y aumentado con habitaciones para el rector i su familia. Es un buen edificio de tres patios i cómodos salones para las clases".
  • El Cuartel del Batallón Cívico, "contiguo al Liceo, construido también antiguamente pero refaccionado i aumentado de una manera elegante i sólida en 1869. Mucha parte del edificio consta de dos pisos con espaciosos salones".
  • El Cuartel de Policía, "media cuadra de la plaza de Armas, edificio construido en 1870 sin particularidad alguna".
La calle Valdivia, en una litografía del Chile ilustrado (1872)

Asimismo, describe a los templos religiosos de San Fernando:

  • El convento de San Francisco, "situado en la plazuela del mismo nombre, sobresale por su fábrica pues es todo de cal i ladrillo i de tres naves. Sus pilastras son de madera, altas i hermosísimas".
  • La Capilla de Guadaupe, "situada en la calle de San Carlos, dos cuadras al poniente de la plaza de Armas. Es un lúcido edificio, recientemente construido con erogaciones de los vecinos i fondos del presbítero D. Tomás Maturana. Es de una sola nave pero ancha, con una pequeña capilla lateral construida en su mayor parte de ladrillo".
  • La Capilla de la Casa de Ejercicios, "situada en la calle de Rancagua, una cuadra del paseo de la estación del ferrocarril, de una sola nave, de construcción antigua pero refaccionada recientemente".
  • La Iglesia Parroquial, "magnífico i suntuoso templo, que se encuentra en construcción en una de las esquinas de la plaza de Armas. Es un edificio de tres naves, gran parte de piedra i lo demás de ladrillo; sus columnas son de piedra canteada. En su construcción se ha gastado ya más de 40.000 pesos, i pronto quedará terminado gracias al celo del presbítero D. Juan Francisco Vicencio, quien se ha hecho cargo gratuitamente de la dirección de los trabajos".

Se consignan como establecimientos de beneficencia al Hospital de Caridad y su dispensario, ambos situados en el extremo norte de la población. "El primero cuenta con estensas i numerosas salas que diariamente visita el médico de ciudad, i el segundo con un botiquin i practicantes que administran los medicamentos". Entre mayo de 1869 y abril del año siguiente fueron asistidos 1.286 enfermos y se entregaron medicamentos a 2.659 personas. "Dispone de las comodidades necesarias para las necesidades de la población".

Hay dos imprentas en San Fernando, cada una editora de un periódico, El Colchagua y La Reforma, el primero simpatizante del gobierno de Federico Errázuriz y el otro opositor. En el ámbito hotelero, hay dos hoteles: el de la Plaza, "que tiene bastante comodidad para alojados", y el de la Unión, "situado en la calle de Maipú, más pequeño i no tan bien servido".

Existe en San Fernando una "estensa i cómoda estación" que recibe al ferrocarril que circula entre Santiago y Curicó. "Pronto quedará terminado el ramal que actualmente se trabaja entre esta ciudad i el lugar denominado la Palmilla, lo que dará gran impulso i nueva vida al comercio de la costa, cuyos productos se esportan en el día trabajosamente".

Tiene la ciudad dos fábricas de curtiembres, dos de aguardiente, dos de jabón y velas, dos de cerveza y dos panaderías. Se está organizando una sociedad anónima para constituir un banco que llevará el nombre de El Pobre.

Referencias

  1. 1,0 1,1 Recaredo Santos Tornero: Chile ilustrado, Memoria Chilena, accedido el 11 de julio de 2020.