Domingo Reytes

De Enciclopedia Colchagüina
Domingo Reytes
Domingo Reytes.jpg
Nacimiento 1848
Los Ángeles, departamento de La Laja, provincia de Concepción
Fallecimiento 13 de enero de 1881 (32 años)
Chorrillos, departamento de Lima, Perú
Ocupación Militar

Domingo Reytes (1848-1881) fue un militar que luchó en las filas del batallón Colchagua, y pereció durante la batalla de Chorrillos.

Biografía

Militar. Nació en Los Ángeles, departamento de La Laja, provincia de Concepción, en 1848.[1] Hijo de un industrial francés. Casó con Aurora Humeres.

Se hizo soldado raso en 1863, con tan solo 15 años, teniendo por hogar el cuartel. Se encontró en las batallas de Arauco y en la guerra contra España, sirviendo en el Ejército.[1]

En 1876 emprendió las campañas al Perú y Bolivia, en el 4.° de línea, con el grado de capitán. Asistió a la batalla de Chorrillos (13 de enero de 1881) en las filas del batallón Colchagua. Falleció aquel día. Sobre ello, el Diccionario biográfico de Pedro Pablo Figueroa expresa:

Allí rindió, en los altares de la patria y bajo la sombra de su gloriosa bandera, su juvenil y honrosa vida. Fué un soldado de vocacion, cuya existencia la consagró por entero al ejército y a la patria.[1]

Por otra parte, el "Álbum de la gloria de Chile" de Benjamín Vicuña Mackenna describe así el camino a su desaparición:

Herido en San Francisco en un muslo, hubo de regresar a Santiago, donde los cuidados de su esposa, la señora Aurora Humeres, le restablecieron de prisa para devolverle a sus deberes de soldado.

Hallábase en consecuencia en Iquique el capitán Reytes en calidad de instructor (porque era ríjido disciplinario) del batallón cívico de ese puerto, cuando pasó a la vista del puerto el ejército que iba a Lima; i con este motivo, siendo capitán de un cuerpo de línea, pidió jenerosamente igual puesto en el movilizado Colchagua, sin más objeto que el de batirse por la suerte i el renombre de su patria. "No es esta ciudad para soldados",—escribía desde Iquique a un amigo suyo con fecha 30 de julio de 1880.—I a la verdad que la vida de guarnición en un puerto de fardos i de fósiles no estaba hecha para las almas entusiastas i juveniles.

El capitán Reytes del 4° de línea i del Colchagua habría podido talvez, con método i astucia, adquirir gruesa fortuna en las pampas del salitre, pero prefirió morir como voluntario en los arenales de Lima, legando así a su nombre algo que, a diferencia del oro, sigue al hombre i al soldado más allá de su sepulcro: la ínclita fama.

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 Pedro Pablo Figueroa. Diccionario biográfico de Chile, tomo III. Impr. y encuadernacion Barcelona (1901), p. 50