José María Caro Rodríguez

De Enciclopedia Colchagüina
José María Caro
José María Caro.jpg
Nacimiento 23 de junio de 1866
Los Valles, departamento de San Fernando, provincia de Colchagua
Fallecimiento 4 de diciembre de 1958
Santiago, Departamento de Santiago, Provincia de Santiago
Ocupación Religioso

José María Caro Rodríguez (1866-1958) fue un religioso, oriundo de Pichilemu, que se desempeñó como arzobispo de Santiago y fue nombrado como el primer cardenal de la Iglesia Católica chilena.

Biografía

Fue hijo de José María Caro Martínez y de Rita Rodríguez Cornejo. Nació en Los Valles de San Antonio de Petrel el 23 de junio de 1866. Su padre era llavero de la hacienda de propiedad de Vicente Ortúzar Formas y de Irene Cuevas Avaria.[1]

Aprendió las primeras letras con su abuela paterna Cayetana Martínez, asistiendo luego a la escuela de Ciruelos, lugar cercano a la propiedad de sus abuelos en la Quebrada del Nuevo Reino.[1]

Terminó sus estudios en la sección San Pedro Damiano del Seminario de Santiago en 1887, iniciando ese mismo año estudios en teología y griego. Fue nombrado por el arzobispo Mariano Casanova y Casanova para continuar sus estudios superiores en el Colegio Pío Latino Americano y en la Universidad Gregoriana, de Roma.[1]

Fue ordenado sacerdote el 20 de diciembre de 1890. Además, se graduó de doctor en teología de la mencionada universidad. Retornó al país en 1891.[1]

En 1910 fue enviado a la localidad norteña de Mamiña. Fue consagrado obispo de Milás y vicario apostólico de Tarapacá en la Catedral de Santiago, por el internuncio Enrique Sibila el 28 de abril de 1912. Oficiaron en su consagración como obispos asistentes Luis Enrique Izquierdo Vargas de Concepción y Miguel Claro Vásquez, titular de Legión. Junto con Caro, recibió su consagración, también como obispo, Luis Silva Lezaeta, titular de Ollende y, más tarde, obispo de Antofagasta. Sirvieron de padrinos en la ceremonia Daniel Ortúzar; Silvestre Ochagavía, senador por Colchagua; Ventura Blanco Viel; Alfredo Barros A., Manuel Foster R., Darío Urzúa, Juan Enrique Tocornal; y su hermano, Pedro Pablo Caro.[1]

Luego de trece años en Iquique, fue nombrado el 14 de diciembre de 1925 como obispo de La Serena, por el papa Pío XI. El 14 de octubre de 1939, asumió como arzobispo de Santiago, nombrado por el papa Pío XII. Con motivo de su designación como arzobispo, el pueblo de Pichilemu le ofreció una manifestación con un programa de festejos de tres días, desde el sábado 2 al lunes 4 de diciembre de ese año. El domingo 3 se efectuó un desfile de jinetes, inquilinos de la hacienda San Antonio de Petrel y de los demás fundos de la comuna, y un banquete en el Hotel Ross. A este banquete asistieron las autoridades de la provincia, locales, parlamentarios, y vecinos.[1]

Durante su gestión arzobispal, el monseñor Caro presidió el funeral de Estado en honor al presidente Pedro Aguirre Cerda, y motivó la construcción del Templo Votivo de Maipú, que homenajea a la Virgen del Carmen.[1]

El 23 de diciembre de 1945 fue nombrado cardenal por el papa Pío XII. Debido a problemas de salud, provocados por el duro invierno europeo, sólo pudo recibir el capelo cardenalicio el 19 de marzo de 1946, y la Iglesia Santa María della Scala como titulus. Así, se convirtió en el primer chileno en convertirse en cardenal de la Iglesia Católica.[1]

Participó en 1953 del Congreso Eucarístico realizado en Pichilemu.[1]

Caro murió en Santiago el 4 de diciembre de 1958.[1]

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 1,8 1,9 Grez Cañete, Diego (2017). Camino al progreso. Pichilemu: El Marino. p. 155-157