Juan Bautista Lagos Arraño

De Enciclopedia Colchagüina
Juan Bautista Lagos
Lagos Arraño.jpg
Nacimiento Junio de 1907
Ciruelos, Pichilemu, departamento de San Fernando, provincia de Colchagua
Fallecimiento 23 de mayo de 1999
Residencia Chimbarongo
Ocupación Sacerdote y profesor
Padres Juan Bautista Lagos Tobar y Elisa Arraño Ortiz

Juan Bautista Lagos Arraño (Ciruelos, Pichilemu, junio de 190723 de mayo de 1999) fue un sacerdote y profesor. Colaboró en el periódico La Región de San Fernando.

Biografía

Nació en la localidad de Ciruelos, comuna de Pichilemu, en el departamento de San Fernando, provincia de Colchagua. Hijo de Juan Bautista Lagos Tobar, exregidor de Pichilemu, y Elisa Arraño Ortiz.

Realizó sus primeros estudios en la escuela de su lugar natal, siguiéndolos a los 11 años en el Seminario Conciliar de Santiago. Fue inspector de cursos preparatorios. Fue ordenado sacerdote en diciembre de 1929, con dispensa especial del Papa, pues sólo tenía veintidós años de edad y la disposición de la Iglesia exigía veinticuatro como mínimo. Celebró su primera misa en la parroquia de Ciruelos.

En 1930 fue vicario cooperador de las parroquias de Buin y Maipo; a fines de ese mismo año fue párroco de Tinguiririca; en mayo de 1931 se trasladó a Placilla, donde construyera el actual templo parroquial; en 1952 fue designado cura de Chimbarongo, una de las más antiguas parroquias de la diócesis de Rancagua.

Ejerció como profesor de religión en el Liceo de Hombres de San Fernando, del Liceo Técnico Felisa Tollup, de la Escuela Isabel la Católica y de diversas escuelas básicas. Fue capellán del Hospital de Chimbarongo por tres décadas; en la comuna levantó las capillas de Mariposas y Casa Azul. Fue también colaborador del periódico La Región de San Fernando, como corresponsal en Chimbarongo.

El 2 de enero de 1990, la Municipalidad de Chimbarongo, considerando que “su permanencia en la comuna constituía un ejemplo de trabajo, abnegación, desinteresada entrega al servicio espiritual de la comunidad”, lo declaró Ciudadano Ilustre de la Comuna, en homenaje a sus sesenta años de sacerdocio. Firmaba el decreto su alcaldesa designada por la dictadura, Rita Sepúlveda Celsi.

Falleció el 23 de mayo de 1999. Fue sepultado en el cementerio de Rancagua.[1]

Referencias

  1. Diario VI Región y El Rancagüino, crónica de José Arraño Acevedo, 1999