María Tollini Barrios

De Enciclopedia Colchagüina
María Tollini
Fallecimiento 1975
Chimbarongo, Departamento de San Fernando, Provincia de Colchagua
Residencia Chimbarongo
Ocupación Profesora y poetisa

María Tollini Barrios (f. 1975) fue una profesora y poetisa, oriunda de Chimbarongo.

Biografía

Tollini era vecina de Chimbarongo. Madre de la también educadora y poetisa Alicia Etelvina Tollini Barrios.[1]

Autora del libro "Musas femeninas", publicado en 1962, y "Botones de versos". Colaboró en el periódico La Región de San Fernando como corresponsal en Chimbarongo.

La Biblioteca Nacional conserva una carta que le envió a Gabriela Mistral, en septiembre de 1954.

Falleció por 1975. El escritor Enrique Neiman escribió, tras su deceso:[2]

Recién, no más, leía una nota que me enviaba desde Chimbarongo. "Salgo, otra vez del hospital. Estoy deshecha por mi insuficiencia cardíaca", me escribía en uno de sus párrafos. "Quiero conversar con Ud. y debo apresurarme en hacerlo, porque se que mi enfermedad me llevará muy pronto a la tumba".

Mi manía de contestar de inmediato las cartas, esta vez quedó frustrada. La poetisa, mi buena amiga María Tollini, no me dio tiempo para escribirle. Abandonó su Chimbarongo, de calle larga, larga, lleno de neblinas y quietudes, para marchar a otros lugares, más largos y quietos que su pueblo.

Maestra distinguida, querendona de su profesión, sencilla, de cordialidad campesina, hizo del verso amable su amor íntimo. Nunca una frase dura, el gesto agrio. Para todos la sonrisa, la estrofa amistosa, dulce.

Ahí se quedan, como herencia de sus inquietudes, dos libros: "Botones de versos" y "Musas femeninas". Y un puño de escritos que alguna vez entregó a periódicos de San Fernando.

Muchos años dedicó a los niños. Varias generaciones la han de recordar como una profesora cariñosa, tierna y comprensiva. Pero, por sobre todo, fue una amiga sincera. De los niños y de todo el mundo.

Me consta. Fue una mujer admirable, silenciosa, sin aspavientos. Una poetisa de las cosas simples, con un corazón grande. Con un corazón que la condujo a otras tierras, hacia el remanso en que ella quería vivir.

Referencias

  1. La Región, San Fernando, 25 de marzo de 1971
  2. La Región, San Fernando, 8 de julio de 1975, p. 3