El Curicano

De Museo Aurora de Colchagua
El Curicano
El Curicano 1858.jpg
Aviso aparecido en El Amigo del Pueblo de Concepción, el 5 de mayo de 1858, promoviendo la suscripción a El Curicano
Sede Curicó, Departamento de Curicó, Provincia de Colchagua
Fundación 31 de octubre de 1857
Fundador/a Hermógenes Labbé Riquelme y Graciliano Lazo Errázuriz
Fin de publicación 6 de enero de 1859

El Curicano fue un periódico de Curicó. [1]

Historia

El Curicano, fundado el 31 de octubre de 1857 en la ciudad de Curicó, es el primer periódico nacido en la antigua provincia de Colchagua. Tuvo 65 ediciones, la última de ellas aparecida el 6 de enero de 1859. Era impreso en talleres propios. Cabe señalar que el departamento de Curicó fue parte integral de Colchagua hasta 1865.[1]

Se formó entre algunos vecinos una suscripción para comprar una imprenta. Encargada a Santiago, se obtuvo una que sirvió para dar a luz el periódico nombrado. Se montó la imprenta por operarios del pueblo en la mitad del mes de septiembre, pero no se halló aquí ni en los pueblos vecinos un cajista que se hiciese cargo de la dirección mecánica de la empresa. Entre tanto, la impaciencia de los accionistas crecía hasta el grado de arreglar algunos de ellos unos pocos tipos con esta inscripción: «¡Viva Chile!»; y hacer un grueso tiraje de hojas sueltas que repartieron el día 18 de septiembre a una multitud del pueblo reunida en la pampa. En pocos días más llegó a Santiago el tipógrafo José Vásquez Iribarren, que debía dirigir también la parte económica de la publicación.

De la redacción del periódico quedaron encargados los señores Hermógenes Labbé, Filidor Olmedo y Antonio Méndez, los dos primeros como redactores de fondo y el último de la sección noticiosa. El 31 de octubre de 1857 salió por fin el primer número de El Curicano, periódico semanal, impreso en folio, es decir, en un pliego de papel del que sirve para una publicación de regular formato.

A pesar de los inconvenientes de redacción, comenzó a ejercer desde luego una marcada influencia en el adelanto de la provincia, en sus intereses agrícolas y en la buena marcha del régimen administrativo de las subdelegaciones rurales con especialidad. De todas partes, de Santa Cruz, Vichuquén, Llico, Palmilla, los vecinos mandaban sus comunicaciones denunciando el mal estado de los caminos y las irregularidades de los subdelegados en el desempeño de sus funciones; de este modo tuvo numerosa circulación. Hasta los mismos vecinos del pueblo formulaban sus quejas en las columnas del periódico sobre las irregularidades de los servicios públicos, o hacían apreciaciones políticas contrarias a las ideas que el gobernador sustentaba.

El Curicano se había fundado además para combatir el sistema de gobierno absolutista implantado por el presidente Manuel Montt. Por esto Timoteo González, el gobernador, miraba con ojeriza al primer órgano de publicidad de la provincia.

El 30 de diciembre de 1858, en la víspera de la Revolución Constituyente, el periódico El Curicano indicaba en su editorial:

“La Asamblea Constituyente encarna las aspiraciones y deseos de las provincias de gobernarse a sí mis-mas, de elegir sus propios jueces e intendentes, de servir los intereses de sus propias localidades, de ser representadas de acuerdo a los intereses que pagan y no tener que mendigar al gobierno central. La capital absorbe todos los ingresos, recibe todos los mejoramientos, concentra todas las ventajas, mientras que las provincias son abandonadas a la miseria y el atraso. Antes éramos explotados por la corte española, ahora por la corte de Santiago. El gobierno central no invierte en nuestro departamento ni una décima parte de los ingresos con que contribuimos anualmente al tesoro nacional”

Al día después del estallido de la Revolución de 1859, El Curicano es clausurado por el Gobierno de Manuel Montt, y todos quienes estaban involucrados en el funcionamiento del medio fueron detenidos.

Otros El Curicano

En noviembre de 1876, otro periódico denominado El Curicano comenzó sus funciones en esa ciudad, definido como un “periódico político y comercial”. Circuló hasta el 19 de agosto de 1882, fecha de su edición 258. Un tercer periódico llamado El Curicano apareció en 1890, probablemente en noviembre, y circuló hasta el 16 de agosto de 1891. Más recientemente, en 1963, un “periódico regional independiente” tomó también esta denominación, circulando cinco números entre septiembre y diciembre del citado año; y en 2005, bajo la dirección de G. Camino T., apareció otro El Curicano, propiedad de la Empresa Periodística Curicó, y que circuló entre el 14 de marzo de ese año y el 29 de diciembre de 2006, fecha de su última edición, con número 447.[1]

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 «El Curicano». Catálogo Bibliográfico. Santiago: Biblioteca Nacional de Chile. Consultado el 13 de febrero de 2019.