Enrique Neiman Berlagowsky

De Enciclopedia Colchagüina
Enrique Neiman
Enrique Neiman.jpg
Nacimiento 17 de septiembre de 1920
Santiago, Departamento de Santiago, Provincia de Santiago
Fallecimiento 23 de mayo de 2004 (83 años)
San Fernando, Provincia de Colchagua, Región de O'Higgins
Residencia San Fernando
Ocupación Escritor, comerciante
Padres Nahum Neiman y Luisa Berlagowsky

Enrique Neiman Berlagowsky (Santiago, 17 de septiembre de 1920San Fernando, 23 de mayo de 2004) fue un columnista, escritor y comerciante.

Biografía

Nació el 17 de septiembre de 1920 en Santiago, hijo de Nahum Neiman y Luisa Berlagowsky Bialastosky, matrimonio de origen judío.[1]

Estudió en el Liceo de Concepción, y estuvo un año en la Universidad, pero problemas económicos no le permitieron continuar su educación superior. Por ello, desde joven se dedicó al comercio junto a su hermano Marcos, con quien recorrió todo Chile. En 1943 llegó a la capital de Colchagua, donde sentó cabeza y se casó dos años después con Wilma Edith Hodgkinson. Juntos tuvieron tres hijos: Percy Ximena, Ronald Fred y Jessie Loren. Mantuvo un local comercial llamado “Huracán”.

Inició su quehacer literario escribiendo para La Voz de Colchagua, periódico que más tarde dirigiría en tres períodos distintos. Junto al poeta Mariano Díaz, creó el grupo literario Los Afines, al que pertenecieron también Gonzalo Drago y Yerko Moretic.[2] Su primer libro fue publicado en 1948 y lleva por título “Nada puede separarnos: una novela para la gente sana y corazón joven”,[3] seguido por “Un día despertaron” (1955), “Un modesto río llamado Tinguiririca” (1959), “San Fernando 220 años” (1962), “El humo sigue al hombre” (1969) y “Aquel San Fernando” (1972).

Fue socio de la Sociedad de Escritores de Chile y perteneció a la Bomba Chile-España y la Logia Colchagua N.° 28, a la que ingresó en 1950, siendo Venerable Maestro durante tres períodos. En 1966 la Municipalidad de San Fernando lo distinguió con el Premio Municipal de Periodismo, por su labor dirigiendo el periódico La Voz de Colchagua. Fue también columnista de las revistas Vea, Ercilla y Zig-Zag. “Inter nos” se denominó su más tradicional columna, que inició en La Voz de Colchagua y continuó en La Región.

En 1974 Enrique Neiman publicó dos libros, “Un árbol para dos ramas” y “Veleros sin ancla”. Después salieron a luz pública “Mi tierra huasa: cosas y hombres en Colchagua” (1975), “Yo y los Afines” (1977), “¿Quién soy?” (1978, publicado a solicitud de la Agrupación Amigos del Libro), “Un huaso en el viejo mundo” (1980), “Del Bío-Bío al Antivero y otros considerados” (1985), “Sinfonía viviente” (1986), “Cuentos y recuentos” (1989), “Semblanza de cincuenta escritores chileno-israelitas” (1990), “Recuerdos escritos” (1996, memorias) y “Una decena y media de relatos” (2000).

Un declarado admirador del colombiano Gabriel García Márquez, señalaba en 1974 que “Cien años de soledad”, “luego de ‘Don Quijote’, considero como lo más grande que se ha escrito en nuestra lengua”. Ante una solapada pregunta sobre los comentarios negativos que García Márquez expresó del golpe de Estado en Chile, Neiman decía que “en nada decae su prestigio literario. […] Un escritor debe opinar libremente, ser sincero consigo mismo”.[4]

En 1975 fue declarado Ciudadano Ilustre de San Fernando, y años más tarde, en 2001 la ciudad le entregó el Premio Municipal de Arte. La Sociedad de Escritores de la VI Región lo distinguió en 1980 con el Premio Regional de Literatura.[5]

“Luego de una larga y penosa enfermedad”,[6] falleció en la madrugada del 23 de mayo de 2004 en San Fernando.[7] “Enrique quiso que sus restos quedaran en los lugares que más amó: su provincia de Colchagua y su tierra de Israel. Y fue en las aguas del río Tinguiririca donde se fueron navegando por última vez en su viaje final, y en las arenas del desierto de Néguev donde se durmieron para siempre”, recuerda Josefina Acevedo Cuevas.[8]

Referencias

  1. Registro Civil de Moneda (Santiago), libro de nacimientos, año 1920, inscripción núm. 6.017. El libro que hoy se conserva en el Archivo General del Registro Civil constata que la partida original fue destruida por requerimiento judicial, invocando la Ley 9.382 de 20 de septiembre de 1949, que autorizaba la rectificación de partidas.
  2. El Mercurio de Valparaíso, 23 de enero de 1997, p. C8
  3. En la Biblioteca Nacional se conserva una carta, con fecha 3 de marzo de 1954, que Neiman escribió a Gabriela Mistral, en que expresa: “Apreciada señorita: Sírvase aceptar, como modesto obsequio, el primer libro que he publicado. No puedo menos que enviárselo a Ud. ya que siento un sincero afecto por su obra literaria y su personalidad. Haciendo votos por su salud, desde este tranquilo rincón colchagüino reciba un cordial abrazo de un sencillo admirador”.
  4. La Región, 3 de diciembre de 1974, p. 2. El entrevistador era René Gabriel Maturana Maldonado, quien se desempeñó como alcalde de Pichilemu entre 1984 y 1992, designado por el régimen militar. La pregunta en cuestión decía: “¿Cree Ud. que el prestigio de un hombre de García Márquez se desvirtúe al entrometerse en asuntos como el pronunciamiento militar chileno, escribiendo cosas que hemos rechazado en muchos otros porque son mentiras?”.
  5. La Región, 17 de enero de 1981, p. 3
  6. En palabras de José Vargas Badilla (Diario VI Región, 1 de junio de 2004, p. 3).
  7. Registro Civil de San Fernando, libro de defunciones, año 2004, inscripción núm. 208
  8. Diario VI Región, 11 de mayo de 2006, p. 2